Operación Mochila: una solución improvisada, simplista y de corto plazo

 

19 de enero de 2017

Boletín de Prensa No. 1701/03

Desde Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos, A. C. (CADHAC) nos sumamos a la exigencia la Comisión Estatal de Derechos humanos hace a las autoridades, para que los policías se mantengan al margen de la denominada Operación Mochila.

Nos parece preocupante que ante una tragedia de esta magnitud se estén realizando medidas simplistas como la Operación Mochila, en algunas escuelas del área metropolitana.

Este tipo de operativo, muy probablemente incentivado por el miedo, lejos de proteger a la niñez, la coloca en situación de mayor vulnerabilidad, y distrae de las verdaderas causas de hechos como estos.

La crisis de violencia en que hemos estado inmersos en Nuevo León, de manera excepcional en los últimos 10 años tiene mucho qué ver con lo que ahora se nos presenta, aunada a una grave ausencia de políticas públicas efectivas. Recordemos los altos índices de violencia familiar que tenemos en la entidad, el bullying en las escuelas, el problema de salud pública que representan las adicciones y la poca o nula atención que existe para atender la salud mental.

Es necesario y urgente implementar medidas de seguridad en las instituciones educativas, pero hay que mencionar que la Operación Mochila lanza un mensaje a la niñez de que cualquiera puede revisar y meterse en sus cosas, lo que genera sentimientos que lejos de ayudar al desarrollo de la seguridad de los niños, niñas y adolescentes, la vulnera.

Hoy en día existe tecnología para garantizar la seguridad en las escuelas, como paletas, o otros instrumentos utilizados en escuelas de nuestro vecino país Estados Unidos, que permite revisar sin invadir la privacidad y si favorecer la seguridad.

La Operación Mochila atenta contra los derechos de la niñez e impide la construcción o el fortalecimiento de relaciones de diálogo y confianza entre niños y adultos; no previene el uso de drogas y no combaten el tráfico de éstas, y finalmente no brinda seguridad.

Instamos a las autoridades estatales y municipales, así como a los padres y madres de familia a no reducir este problema tan grave en el tejido social a una revisión de mochilas en las escuelas. Es importante para las autoridades analizar e implementar políticas públicas que reduzcan la violencia en general, pero en especial en la familia y las instituciones educativas, sean públicas o privadas.

 

One Response to “Operación Mochila: una solución improvisada, simplista y de corto plazo”

  1. Rubí Molina dice:

    Me parece terrible este suceso, así mismo me parece terrible que no se hable de los derechos violentados de todos los testigos así como de los heridos incluyendo a la maestra… Considero también que la revisión de mochilas es una acción simplista, muy parecida a pensar que con planes y programas, campañas y maestros se puede tener el impacto suficiente para transformar los conceptos y naturalización de la violencia que durante 15 años construyó un individuo. Si bien un joven de esta edad al actuar muestra el resultado de su educación tanto en casa como escuela, qué puede hacer la escuela para minimizar la experiencia de la cacería vivida como una forma de recreación???. Situaciones como estas, considerando los comentarios y algunas conclusiones que se han vertido, me hablan de la falta de compromiso de todos, porque la sociedad en la que vivimos es resultado del actuar de todos y en cuanto a la educación de los chicos es fundamental la familia, la escuela es la alternativa para muchos sin embargo eso no debe privar de su responsabilidad a los padres.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *