ACCIÓN DE GRACIAS POR LOS 20 AÑOS DE CADHAC

El 23 de abril 2013, misa por los 20 años de CADHAC.

Con profundo agradecimiento reconocemos a todas aquellas personas que desde el inicio de nuestras labores hicieron posible el llegar hasta donde hoy estamos.

El día de hoy en el Sagrario de la Catedral de Monterrey, en presencia de familiares de desaparecidos, luchadores sociales, amigas, amigos y consejeros y miembros del equipo de CADHAC, se celebró la misa de acción de gracias presidida por el Arzobispo Rogelio Cabrera, y concelebrada por 9 sacerdotes que a lo largo de los años han mantenido un vínculo solidario con ésta organización. La celebración tuvo como principal motivo agradecer dos décadas de trabajo así como refrendar el compromiso de seguir caminando a lado de quiénes, en este contexto de violencia, han sido víctimas de violaciones a los derechos humanos. 

La homilía del Sr. Arzobispo fue un gran aliento para las y los asistentes, y lanzó un claro mensaje acerca del compromiso que como cristianos se tiene  de acompañar, defender y consolar a quiénes sufren y padecen actos ilógicos e irracionales, imposibles de entender en su barbarie como lo son las desapariciones de personas. Con testimonios y ofrendas de familiares de personas desaparecidas se hizo palpable que aún hay un largo camino por  recorrer, pero que con el acompañamiento de organizaciones como CADHAC, el dolor tan profundo se puede transformar en exigencia de  personalmente a cada uno de los familiares.  justicia y verdad.  Al terminar la misa el Arzobispo se acercó y saludó.

Una vez afuera de la Iglesia se tenían preparados globos de todos colores significando las diferencias que existen entre nosotros y que, a pesar de ellas, compartimos la misma dignidad que nos une y hermana. Se amarraron los globos y finalmente se echaron al aire con el mensaje de que nuestros esfuerzos juntos deben seguir. Enseguida se cantaron las mañanitas y se   compartió un rico pastel. 

CADHAC celebra 20 años e invita a que cada vez más personas se sumen a este esfuerzo desde sus trincheras, para que muy pronto en nuestra comunidad todos seamos escuchados y respetados como parte de la familia humana que somos.

*Nuestro especial reconocimiento a Cobis Lobo, Javier Orellana y Nacho Zapata, inquebrantables en sus ideales, luchadores incansables que siempre fortalecieron nuestro caminar y se han adelantado (+).

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *